Asociación Corazones de Tejina
  INICIO
 

Bienvenidos a nuestra página web    

 
 

Facebook

SÍGUENOS
EN FACEBOOK
 
LOS CORAZONES
 
Pulse para ver imágenes
  Galería de imágenes
Historia de la Fiesta
Actos de la Fiesta
 Enlaces de interés
 
Política de pivacidad
 
 

ACTOS DE LA FIESTA

 

Durante la Fiesta de Tejina se celebran otros actos que ya son parte de la identidad  del pueblo.

 

El pregonero.

La cabalgata del pregonero anuncia, junto con el pregón radiofónico que se emite la tarde anterior, el comienzo de los festejos desde 1968. A lo largo de este tiempo han sido muchos quienes han encarnado a este personaje (Pepe “el tornero”, “Vari”…), utilizando distintos medios de locomoción; primero a pie, acompañando por la Banda de Música de Tejina o alguna de cornetas y tambores, más tarde utilizando caballos (un año Leopoldo Fernández participó en esta cabalgata; su caballo se asustó por el ruido de los tambores subiendo por la calle El Cardonal a galope hasta parar justo en la puerta de una conocida casa de comidas del pueblo). También se han utilizado carrozas y últimamente es cargado por sus porteadores en andas acompañándose por la fanfarria La Granadera.

El pregonero ejecuta su cometido en tres puntos señalados del pueblo (El Ramal, Cuatro Caminos y la plaza de la Iglesia). El pregón es elaborado en verso, dedicando siempre alguna estrofa o copla a criticar la gestión municipal o llamar la atención sobre acontecimientos ocurridos durante el año.

 

 

El Homenaje a la Vejez.

Empezó a organizarse como una convivencia de la Fraternidad Católica de Enfermos, alrededor de la segunda mitad del presente siglo, siendo párroco de Tejina D. Juan Méndez y, posteriormente, D. Manuel Díaz Luján. En aquel entonces el acto se limitaba a reunir a los ancianos y enfermos del pueblo en la plaza del Ramal para homenajearlos con un brindis - y alguna actuación musical que espontáneamente surgiera - que más tarde pasó a celebrase en los locales del Cine Unión. En aquellas primeras convivencias participaban ayudando Juanita García, Pablo González, Nereida Martín y Blanca Hernández. Algún tiempo más tarde se utilizaron guaguas subvencionadas por los familiares y los organizadores para llevar  a aquellas personas que pudieran hasta Candelaria, visitar la Basílica y realizar un almuerzo que también se transportaba desde Tejina. La organización de una excursión utilizando dos o tres guaguas, así como el almuerzo que se celebra hoy, comenzó hace más de treinta años, cuando Pilar Rodríguez, “Pili”,  y Julio Hernández se encargan de patrocinar el acto sufragando todos los gastos ocasionados. La Comisión de Fiestas se limita a coordinar este entrañable homenaje.

Además se organiza un festival folclórico gratuito que, si bien ha llegado a celebrarse en los locales del Cine Unión o del Cine Atalaya (desafortunadamente desaparecidos), tiene lugar en el salón principal del Complejo Parroquial. Todos los artistas que participan también lo hacen sin recibir estipendio alguno, ya que se trata de expresar el reconocimiento a todas aquellas personas que han trabajado con ahínco para hacer patente realidad aquellas aspiraciones que nos permiten soñar con la aurora de un más claro porvenir.

 

 

La Fiesta de Arte.

Se trata del acto cultural por excelencia de todos cuantos se celebran anualmente en Tejina. La primera de ellas, con el nombre de Velada Artística, fue promovida en el año 1955 por D. Salvador González Hernández  (documento 4). Desde que comenzó a organizarse se desarrolló en los locales del Cine Unión, sito en la plaza Manuel Hernández (mejor conocida como El Ramal); más tarde, pasó a celebrarse en el cine Atalaya (que fue finalizado en el año 1968), para pasar de nuevo al lugar inicial desde hace 4 años. Este hermoso local situado en el centro del pueblo, construido en el año 1926, debe ser acondicionado cada año para la ocasión, ya que actualmente está en desuso. Su situación y solera le harían firme candidato a ser transformado en el centro artístico cultural que Tejina demanda desde hace algún tiempo.

Las actuaciones que conforman la primera parte son y han sido habitualmente musicales, en muchas ocasiones interpretadas por naturales del pueblo, expresando la elevada preocupación que en Tejina existe por la Música. Como muestra de la calidad de los artistas que han actuado en ella valgan los nombres de Guillermo González, Pedro González, Lucrecia Díaz …, y un largo etcétera imposible de enumerar. También se ha declamado poesía, interpretado danza, o escenificado teatro. La Banda de Música de la Agrupación Cultural San Sebastián de Tejina es la encargada, salvo en contadas excepciones, de abrir el acto interpretando alguna obra expresamente elegida y meticulosamnete preparada.

 La segunda parte esta dedicada a la presentación y coronación de la Reina de la Fiesta y su Corte de Honor, la cual se realiza bajo los acordes del pasodoble “Aires del Terruño” del maestro Castillo interpretada por La Banda. El broche final se reserva a la actuación del mantenedor. La expectación que genera su discurso es tan importante que sea cual sea la persona que interviene, se valora que con su palabra y actitud manifieste la intención de mantener la atención del público, y ofrecer la oportunidad de aumentar el conocimiento sobre antropología, cultura, economía, historia… de Canarias y/o del pueblo en particular. Durante los últimos años los organizadores intentan que tanto las actuaciones de la primera parte como el mantenedor sean personas naturales de Tejina, o estrechamente relacionados con ella.

 

 

Las Carrozas.

Según algunas fuentes consultadas, comenzaron a formar parte del programa de actos de la Fiesta de Tejina en torno al año 1940.

Para este desfile en el que la imaginación artística da rienda suelta a uno de sus máximos exponentes, la Comisión debe conseguir las chasis de antiguas guaguas o camiones que servirán para , una vez “encofrados”, fabricar el motivo que se decida. Además, debe encargarse de la revisión mecánica de los vehículos o de conseguir remolques adecuados, casi siempre tractores. También colabora económicamente con una pequeña parte del presupuesto total, consiguiéndose el resto mediante patrocinios de empresas locales y la aportación personal de los grupos encargados de hacerlas.

En sus albores las carrozas eran construidas sobre camionetas o “jeeps” todavía en uso, los cuales tenían que ser limpiados concienzudamente ya que la mayor parte de ellos  estaban dedicados a labores agrícolas. Se reunían grupos de amigos o familiares para hacerlas con medios bastante rudimentarios, siendo contrarrestados con la originalidad y creatividad de los encargados de su factura.

Actualmente la cabalgata tiene lugar el jueves o viernes por la noche y participan entre cuatro y seis carrozas. Dos pertenecen a la Reina adulta y su Corte de Honor, y a la Reina y Rey infantiles. La gran  cantidad de público asistente - de  Tejina y todos los pueblos de la comarca - agrupado en todo el circuito demuestra que el acto es uno de los más renombrados de la Fiesta. Los medios técnicos actuales permiten que cada carroza lleve iluminación y sonido, en algunos casos,  apropiada con el alto nivel de los diseños.

Para aumentar la brillantez del desfile, la Comisión contrata bandas de cornetas y tambores, comparsas y otras atracciones. Desde Agosto de 1992 forma parte de la comitiva la fanfarria La Granadera; fue fundada en 1990 por una veintena de antiguos componentes de la Banda de Música de Tejina, tomando el nombre del granado que sombrea el patio de la casa de Doña Fefa en El Lomo. Ocasionalmente han construido su propia carroza. La carroza de la Reina cierra el desfile amenizando su paso con los acordes de la Banda de Música  de la Agrupación Cultural San Sebastián.

Desde hace pocos años se organiza “la batalla de flores”  - una repetición de la cabalgata por la tarde y en donde se lanza al público gran cantidad de pétalos de flores - uno de los días grandes de la Fiesta para así rentabilizar mejor el gran esfuerzo  invertido en la construcción de las carrozas.

 

 

Los fuegos.

La fiesta de Tejina, siempre ha sido “muy nombrada en fuegos”. La noche de San Bartolomé (sábado, víspera del día grande) todo el mundo espera, mientras cena con su familia y/o invitados, escuchar el repique de campanas y la traca de voladores que anuncian la salida del Santo en procesión para subir a las azoteas de sus casas, o buscar algún lugar adecuado, para ver como se va formando en la Tejinilla ( una depresión en la ladera de la montaña denominada Atalaya) las figuras que se forman con cacharros y trapos impregnados de petróleo. Una vez que se van encendiendo éstos va surgiendo la representación deseada: antiguamente era una campana que tenía una cruz en la parte superior, mientras que ahora es un corazón con su cruz en medio.

La Comisión de Fiestas destina una gran parte del presupuesto a este acto, rivalizando con los pueblos vecinos y con las comisiones anteriores, para quemar “más y mejores fuegos”. Cuentan como significativamente distintas por la calidad y cantidad  de fuegos, las fiestas en las que fueron presidentes Sebastián Gutiérrez  y Raúl Hernández, respectivamente.

La localización de la montaña, visible prácticamente desde cualquier punto del pueblo, permite que la exhibición pirotécnica resulte espectacular (desde hace varios años se contratan varias empresas de pirotecnia). Los fuegos dan - para muchos lugareños y forasteros - la medida de la categoría de la Fiesta, ya que todos entienden el esfuerzo de la comisión: se considera que la Fiesta de Arte y los fuegos determinan si la Fiesta ha alcanzado los niveles esperados.

Además, a lo largo del recorrido procesional se escuchan “mesillas” de voladores que son quemados por los vecinos como promesa al Santo.

Cuando la procesión está de vuelta en la plaza destacan igualmente los fuegos de la “entrada”. Normalmente se usan cohetes de pequeño tamaño que son colocados en los alrededores de la plaza, así como “cascadas” que caen desde la torre de la Iglesia.

El domingo por la mañana también se queman tracas durante la procesión que sale después de la Función religiosa.. Por último, viene siendo habitual finalizar con una exhibición pirotécnica después de la quema del Haragán.

 

El Festival de Exaltación de los Corazones.

El  marco en que se realiza este festival, que el año pasado cumplió su décima edición, lo constituyen la plaza de la iglesia con sus rosarios de luces y papelillos, el escenario, abajo, profusamente iluminado y la espectacularidad de los tres Corazones que se erigen majestuosos hacia el cielo agosteño. La iniciativa de Salvador González  y José Antonio Rodríguez Felipe surgió con la intención de enaltecer el símbolo de identidad de Tejina, dedicando un acto expresamente a ellos. Esto supuso una buena oportunidad para incluir en él la entrega de premios del concurso de coplas y poemas que se convoca anualmente desde 1987 por la Comisión de Fiestas.

El acto comienza con una presentación, que también suele ser encomendada a una persona del pueblo,  y continúa con una serie de intervenciones a cargo de diferentes grupos representativos del folclore  canario y/o hispanoamericano.

En la pasada edición se abrió el acto con la representación escénica del proceso de elaboración de los Corazones. Se utilizó para ello el teatro, las imágenes, la música y la palabra, construyéndose el guión partiendo de  los poemas y coplas premiados desde el comienzo del concurso, tomando los versos precisos de cada uno  y  reestructurándolos hasta conseguir una idea global  (Apéndice I).

 

 

El Cinturón Ciclista.

El Cinturón Ciclista San Bartolomé  se celebra en Tejina desde 1961, gracias al esfuerzo de muchos tejineros, incluso aquellos que emigraron a Venezuela, canalizados por Pedro Hernández Quintero (organizador de la primera edición). En las primeras ocasiones se recorría dos veces el trayecto Tejina- La Laguna- Tacoronte- Tejina, en las que participaban ciclistas de la categoría de Canarito, Quintero, Jesús Fernández, junto con no más de veinte corredores. Ocho años más tarde,  la prueba fue declarada de carácter nacional, siendo presidente de la Federación Tinerfeña de Ciclismo Manuel Cabrera Espinosa.

Actualmente la prueba se celebra la tarde del lunes de la fiesta,  participando desde infantiles hasta aficionados, con un recorrido ligeramente modificado, ya que han de subir la carretera del Portezuelo (puerto de primera categoría), para llegar a Tejina de nuevo bajando por la carretera del Boquerón, conformando un circuito realmente duro y emocionante, si se tienen en cuenta las sorpresas que sobre los resultados esperados se producen. Es una de las tres carreras ciclistas insulares más importantes junto con el Cinturón del Carmen en Los Realejos y la Vuelta Ciclista a la Isla. Como aliciente adicional se puede considerar el hecho de que es la última prueba celebrada antes de la ronda insular, lo cual garantiza la participación de todos los equipos de Tenerife. Se toma como último test pudiendo explicar algún resultado inesperado en el vencedor absoluto, al considerar que muchos de los favoritos se reservan para la vuelta a la isla.

  La colaboración de gran cantidad de empresas locales  patrocinadoras de esta carrera han conseguido que todos los ciclistas insulares, regionales - y en algunas ocasiones nacionales - recuerden con agrado y satisfacción la calidad de los trofeos obtenidos, así como la cuantía de los premios en metálico.

 

 

El Haragán. 

Este personaje es el protagonista de la noche final: el martes de la Fiesta de San Bartolomé. Se trata de un machango ataviado “con cualquier cosa” que, paseado por las calles del pueblo en una carroza sencilla, tiene un acompañamiento peculiar: cientos de personas de todas las edades soplan con un pito intentando construir una tonadilla (“que lo quemen, que lo quemen”), llegando a producir un ruido ensordecedor, no por ello exento de cierta armonía. El Haragán (también llamado “El Machango”) aprovecha la ocasión para representar con ironía algún acontecimiento ocurrido en el pueblo más o menos recientemente. Siempre acaba igual, esto es, quemado. Se pretende con esto representar el final de los días de asueto, de parrandas, de copas de vino, verbenas y jolgorios, anunciando que ya se termina la Fiesta “hasta el año que viene” y mañana se ha de volver al trabajo.

En el año 1943, un grupo de muchachos probablemente cansados de los tres días de fiesta pasados, deciden salir por las calles representando irónicamente una danza. Cuentan que uno de ellos, Agustín Hernández, dijo “no bajen por ahí que me ve mi padre”. Un año más tarde, Julián, Goyo, Felipe y Juan “el viudo” deciden vestir un muñeco construido por ellos con una chaqueta de Eduardo, para pasearlo a hombros por el pueblo el martes después del día de San Luis, y prenderle fuego en la plaza. Desde ese momento “El Machango” forma parte de la Fiesta tejinera para anunciar y proclamar el fin de la holgazanería y la recuperación de la cotidianeidad. Esta iniciativa ha sido adquirida por prácticamente todos los pueblos vecinos y más lejanos con el mismo sentido.

 

 

 

Otros actos.

            Durante  la Fiesta de San Bartolomé se celebran otra serie de actos de variadas características (culturales, deportivos, populares), que año a año han ido consiguiendo un espacio dentro del programa general.

            Uno de los más significados es el Festival Infantil, que tuvo sus comienzos en los festivales de la Santa Infancia (“hace más de treinta años”). Los niños se encargaban de ir recolectando sellos para, el día correspondiente, presentarlos en la Parroquia durante la Catequesis con fines benéficos. Aquellos que consiguieran mayor cantidad eran nombrados Rey y Reina, respectivamente, así como los siguientes cuatro o cinco formarían la Corte de Honor. Actualmente se celebra (de forma gratuita) en el salón principal del Complejo Parroquial, si bien en alguna ocasión  ha ocurrido en la plaza aprovechando el escenario que permanece montado durante la Fiesta. Es evidente la expectación y anhelo que despierta entre la chiquillería, puesto que hay un desfile de disfraces. Resulta un acto divertido para el que se contrata alguna actuación de acuerdo con la audiencia.

Además de algún partido de fútbol organizado por el C.D. Unión Tejina durante su pretemporada, los partidos de fútbol entre solteros/as y casados/as despiertan mucho interés. Los actos deportivos encuentran su máximo exponente en la Fiesta de la Bicicleta y la proclamación del mejor deportista del año, así como de las ocasionales luchadas, el Bestialón y el Campeonato de dominó.

La Fiesta de la Bicicleta surgió por la inciciativa de Ignacio Manuel Hernández en el año 1985. Según palabras de su organizador: “ nuestra intención está esencialmente animada por inquietudes educativas, higiénicas y recreativas, al mismo tiempo que pretende alabar a la bicicleta en todas sus formas y estilos”. Al finalizar el paseo, un circuito de aproximadamente 3 kilómetros, se realiza en la plaza de la Iglesia la proclamación del mejor deportista tejinero del año, que desde su comienzo en el año 1990, ha recaído en distintas figuras deportivas de la localidad. Tanto el circuito en bicicleta como la proclamación citada se ha convertido en número fijo el domingo previo a la fiesta principal.

Una peculiar competición deportiva es el Bestialón que celebró su primera edición en 1986. Julián González, su promotor, ha conseguido transformar una prueba con el fundamento del triatlón (natación, ciclismo y atletismo) en una contienda muy original. Se celebra al mediodía del sábado, víspera del día grande, cuando ya han pasado varias jornadas de actos en la plaza con el consiguiente “trastorno de horarios”. La natación se celebra en la playa de Jóver, esto es, a mar abierto, y los participantes deben subir desde el nivel del mar utilizando la bicicleta o sus piernas - haciendo una circunvalación por el pueblo - hasta los 600 metros (altura a la que se encuentra la Tejinilla). La prueba -  que además de lo propio de su denominación, se puede realizar por equipos o individual - tiene la meta en la plaza de la Iglesia.

La afición por el dominó en Tejina estimuló a Salvador González a organizar el Campeonato desde el año 1968. Las eliminatorias se van jugando en los locales de la Agrupación Cultural San Sebastián, también conocida en el pueblo como la Sociedad de la Música ya que a ella pertenece la Banda. La final y semifinal de este prestigioso campeonato, esperado y deseado por multitud de deportistas provinciales se ha celebrado tanto en la plaza de la Iglesia como en los jardines del Complejo Parroquial, si bien últimamente se están celebrando también en la Sociedad.

Uno de los actos festivos más controvertidos es la verbena del agua. Cuando el “pique” pasó a celebrarse el martes en lugar del lunes (a finales de los años 70), comenzó a organizarse una verbena  a mediodía en la plaza de la Iglesia. Alguna persona de los asistentes, quizá agobiado por el sol de agosto y algún vasillo de vino, decidió bromear con sus amigos utilizando una pistola de agua. Con el paso del tiempo la cantidad de agua que se tiraba fue aumentando, y actualmente se ha llegado a trasladar una cuba del Ayuntamiento de La Laguna para garantizar el aporte y la limpieza del agua. Durante el tiempo que dura la verbena, la gente baila, se divierte y se moja, lo cual no es siempre bien aceptado por todos los vecinos.

Por último dos números noveles tienen mucho a su favor para llegar a adquirir la categoría que sus organizadores pretenden. La aceptación general de que han gozado tanto el Baile de Magos como la Exposición Colectiva “Obra” así lo presagian.

El programa de fiestas se completa con otros actos como la jinkama automovilística o de motocicletas, el cross humorístico, verbenas, concurso de ramos y centros florales, la cacería del zorro, certámenes y desfiles de bandas, cine al aire libre, títeres, etc., que contribuyen al mayor realce a esta Fiesta.

 

 

 

          

 

 

 
     

MÁS información.

   
     
 
 
Flecha  DESTACADO:

¡NUEVO! Concurso de Fotografía 2017

Bases del Concurso de Poemas y Coplas 2017

Bases del Concurso de Dibujo y Cuentos y/o Narraciones y Comic 2017

Referencia a Tejina y su Fiesta en periódico de 1888 (ver página 3). Información cedida por D. Huberto Suárez

Fotografías donadas por José David Díaz Glez. Jugando a Corazones en El Esparragal, Tejina (1983)

Fallo del Concurso de Poemas y Coplas, 2016

Ganadores del Concurso de Poemas y Coplas, 2016

Nota informativa referente al Concurso de Poemas y Coplas

Imágenes de la Finca "La Orilla", propiedad del Cabildo de Tenerife, la cual ha sido repoblada y servirá para la corta anual de faya para la elaboración de los Corazones.

Se ha añadido a la galería de imágenes una nueva sección donde se incluirán manifestaciones o tradiciones similares a la nuestra

Ganadores de la decimocuarta edición del Concurso de Cuentos y Narraciones, Dibujo y Cómic convocado por la Asociación Corazones de Tejina

Acta del jurado de la decimocuarta edición del Concurso de Cuentos y Narraciones, Dibujo y Cómic convocado por la Asociación Corazones de Tejina

Autorización del Cabildo de Tenerife para el corte de rama de haya desde el año 2017 hasta el 2021

Programa emitido por la Televisión Canaria dedicado a los Corazones de Tejina

Imagen para la Galería donación de la Familia de Oscar Reyes

Historia de un galardón: Declaración de los Corazones de Tejina como Fiesta de Interés Turístico Regional

Corazones de Tejina está en Facebook.

Se facilitará la disponibilidad de fayal para los Corazones de Tejina